19.7.08

la tina

...


es como un paraíso pequeñito donde se puede pensar con claridad. 

es posible perder la noción del tiempo y la temperatura sumergido en el agua y en la propia mente.

la puerta está cerrada y ese ratito es de los pocos que son enteros y sin interrupción para uno mismo. 

hasta que los dedos se arrugan, el agua se enfría y el mundo de afuera no puede esperarnos un ratito más. 


...

1 comentario:

O. H. W. dijo...

Quiero tener uno de esos paraísos, por lo menos... Aunque sea de los que no duran para siempre. Nunca había visto tu blog, ¡está muy bien!